Ex-embajador de EEUU en Perú enmienda la plana al NY Times sobre Lori Berenson

Posted: March 7, 2011 in Política internacional

Dennis Jett confronta versión del NYT sobre la Berenson. Fotos: Mary Ellen Mark y http://www.unm.edu

Daniel Jett, ex-embajador de EEUU en el Perú entre 1993 y 1996, le enmienda la plana al New York Times Magazine sobre Lori Berenson. El artículo inicial fue publicado en línea el miércoles 2 de marzo y en papel el domingo 6 y Jett subraya que ha sido escrito por una novelista y no una periodista. Jett posteó su artículo en el Huffington Post el 5 de marzo de 2011 identificándose como profesor de asuntos internacionales de la Universidad Estatal Penn (Penn State University). Abajo el artículo de Jett traducido al castellano.

Para quienes crean necesaria una inmediata rectificación el Twitter del NYT y los correos electrónicos de Ilena Silverman (editora del artículo) y de Jennifer Egan (la autora) son @nytimes, i.silverman-MagGroup@nytimes.com y jegan8@hotmail.com. Cabe resaltar que la autora, Jennifer Egan, firma como “autora de varias novelas, la última “A Visit From the Goon Squad”.

CUANDO NOSOTROS LO HACEMOS NO ES TERRORISMO

La edición de New York Times Sunday magazine de esta semana tiene un artículo sobre Lori Berenson, una ciudadana estadounidense arrestada en Perú en 1995 acusada de terrorismo. El artículo divaga en 8,300 palabras describiendo en gran detalle su situación personal y cómo ha vivido desde que salió de prisión el año pasado.

Mientras evoca simpatía por Berenson, el artículo pierde la oportunidad para fomentar la tan necesitada introspección nacional. Le hubiera heco un mejor servicio al país el haber propuesto una discuisón seria acerca del terrorismo en lugar de una pieza ligera que casi ni menciona por qué Berenson acabó en una prisión peruana.

Por ejemplo, al ex fiscal Ramsey Clark, quien por años aseguró que Berenson era completamente inocente, se le cita diciendo que Berenson estuvo tantos años presa porque el gobierno de EEUU no hizo lo suficiente por ayudarla. Si bien el artículo reseña que, cuando ella abogó por su libertad condicional, Berenson pidió disculpas por si “su presencia en el Perú contribuyó con la violencia”, no menciona que Berenson, dos veces por escrito en el último año, solicitó la conmutación de su pena disculpándose por el “crimen de colaboración terrorista”. En vez de eso, después de casi 6,000 palabras, la citan diciendo “Podría no haber sido intencional pero finalmente yo sí colaboré con ellos (el MRTA).”

Los miembros del MRTA, los terroristas con los que Lori a sabiendas, a voluntad y de manera entusiasta se asoció, son descritos en el artículo como militantes, no como terroristas. Sí se ahonda en cómo políticos peruanos han explotado su caso por razones políticas, como si eso fuera prueba de su inocencia. El artículo dice que Berenson fue condenada por ser “cómplice de un plan terrorista que nunca se llevó a cabo”, otra vez, como si la conspiración para cometer un crimen no fuera un delito.

Irónicamente, mucho más adelante, el artículo admite que el plan en cuestión, uno diseñado para tomar un gran número de rehenes, sí se llevó a cabo. Sucedió, no en el Congreso peruano, que Berenson visitó haciéndose pasar por periodista, sino un año después de su arresto, en la residencia del embajador de Japón.

Uno creería que quien escribe el artículo sería sensible a que una persona use al periodismo como una forma de encubrir su actividad criminal. Sin embargo, el artículo sólo dice que Berenson tenía “credenciales de periodista y encargos de dos publicaciones americanas.” A ver, traten de encontrar “Third World Viewpoint” o “Modern Times”, o algún artículo escrito por Lori Berenson.

Ya que ella por lo menos ha admitido haber sido al menos una terrorista accidental, uno pensaría que el artículo añadiría información sobre cómo el Perú fue afectado por el terrorismo. Pero el artículo apenas menciona a los setenta mil peruanos que murieron y lo hace sólo en el contexto de insinuar que la aplastante opinión pública negativa en contra de su liberación fue una sobrereacción.

Cuando Estados Unidos sufrió los actos terroristas del 9/11, la constitución y supuestos valores norteamericanos fueron rápidamente tirados por la borda mientras la administración Bush tenía carta blanca. Sólo esta semana la Corte Suprema ha escuchado el caso en el que el Departamento de Estado argumentaba que el Fiscal General Ashcroft estaba por encima de la ley y por ello no se le podía hacer responsable de modo alguno de la grosera violación de derechos de un hombre detenido bajo el pretexto de ser un testigo material y por ser necesario para el combate contra el terrorismo.

El artículo incide en el hecho de que el ex presidente del Perú, Alberto Fujimori, está en prisión por los excesos cometidos en su lucha contra el terrorismo. Otra vez, parece ofrecer ese argumento como una forma de exculpar a Berenson. Mientras gente como Ashcroft, Bush, Cheney y Rumsfeld cobran cifras de siete dígitos como adelanto de sus libros y de seis dígitos por sus discursos, y a los cientos de civiles que murieron como resultado de la invasión a Irak nunca se les da un espacio de reflexión.

Quien escribió este artículo es un novelista, no un reportero, así es que quizás por eso era inevitable que le prestara mayor atención a los aretes o el color del pantalón de Berenson que a lo que hizo y su responsabilidad en ello.  Y qué esperar de tener una discusión más amplia sobre cómo las sociedades reaccionan a las amenazas terroristas y de los excesos que cometen sus líderes cuando se les da la oportunidad de explotar el miedo de su gente. Dado que vivimos en una democracia, que nos implica a todos, y es algo en lo que mejor no queremos pensar.

Traducido por REPUBLIKA PLATONIKA

Enlaces relacionados

Artículo original de Dennis Jett (ex-embajador) aquí (en inglés)
Artículo de New York Times Magazine aquí (en inglés) Si no te abre sólo inscríbete en el NYT
Artículo de diario Correo, Perú, aquí

¿Quién es Jennifer Egan? ¿Escritora o periodista? (En inglés, de Wikipedia)

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s