Y que el destino nos sea propicio

Posted: June 5, 2011 in Política nacional
Tags: , , , , , , , , ,
Escenario 1 – Ollanta Humala Presidente
Si el 6 de junio el presidente resulta ser Ollanta Humala, no será un día para estar feliz. Será sí, un día para sentir alivio por habernos librado, aunque por muy poquito (lo cual sigue siendo sumamente preocupante) de una agrupación a la que le hubiera resultado imposible manejarse bajo códigos distintos de los que siempre ha usado: los de la moral prescindible, los derechos y libertades supeditados a los fines que consideran necesarios.

Si el 6 de junio el presidente resulta ser Ollanta Humala, saltaré los primeros treinta segundos de alegría porque el fujimorismo no se volvió a inocular, pero los siguientes treinta segundos caeré sentada en el diván, sumida en la incertidumbre y en la sensación de que es necesario poner en marcha de nuevo la maquinaria de fiscalización y vigilancia.

Y habrá que estar pendientes, no solo ante la posibilidad de que todo lo prometido en las últimas semanas se vaya “desprometiendo”, sino también porque quienes no somos adherentes ni partidarios, quienes no somos ni de lejos miembros del partido pero decidimos valientemente arriesgar nuestra confianza en sus cambios y juramentos, tenemos una gran responsabilidad sobre ese apoyo y deberemos responder por él si las cosas no salen como esperamos.

Pero hemos de confiar en que no podrá burlarse de tantos ni tomarnos por tontos. Las personas admirables y de intachable trayectoria en pro de los fundamentales derechos y libertades, aquellos que siempre han defendido la democracia, no sólo con palabras sino con su vida ejemplar, y que han optado por confiar, me infunden confianza.

De otro lado, cuando logre mantener a raya nuevamente el temor, volveré a sonreír pensando en que hemos tenido una gran suerte como país, sentiré un placer sereno y empático por mis compatriotas, porque si bien no creo en dios, quizás, si es que existe, habrá sido generoso en no vernos hundir nuevamente en el abuso, el atropello, el asesinato desde el Estado, el cinismo y el robo como formas de hacer y de vivir de la política y del pueblo. Me quedaré inquieta igual, pensando que esta elección puede haber alimentado las ansias de esa asociación de la inmoralidad de volver a ser poder, a toda costa y a cualquier precio, como siempre han hecho. Y no me queda duda que empezarán a trabajar en ello desde el primer día de la eventual derrota.

Pero creeré que quizás pueda quedarme un poco más tranquila de saber que por lo menos dos claras lecciones puede sacar de esto la aspirante Fujimori: Una, que rodearse en su núcleo duro de lo peor del fujimorismo fue uno de sus errores más caros. Y querré pensar que quizás, cuando lo vuelva a intentar, tendrá la inteligencia de, realmente, prescindir de todos y cada uno de ellos. Si entendió el mensaje, le constará que la mayoría no tolera corruptos, menos aún corruptos cínicos que pretenden pasar por agua fría y lanzar al olvido lo que deleznablemente les vimos defender, complotar, atropellar, mentir, robar, despreciar. En video, in fraganti y sin el más mínimo propósito auténtico de enmienda o arrepentimiento.

Y dos: Que la defensa de su padre le impidió objetivamente deslindar de manera sentida y real. No puede, y ha quedado probado, separar su condición de hija con la de la política, porque genera un conflicto de intereses de épicas proporciones. Porque decir, por ejemplo, que lamenta los errores, 15 años después, ante una cámara, de cara a una segunda vuelta, sin siquiera citar a los deudos para decírselos personalmente, y por el contrario, esmerarse en limpiar a su padre de la condena es una abierta, cruel y ofensiva contradicción.

Por supuesto, como hija y ciudadana tiene el legítimo derecho a hacerlo, pero usar el poder político y sobre todo, utilizar el cargo más importante de representación de un país con ese fin es inaceptable. Si ella quiere ver a su padre libre, que lo defienda como cualquier persona, pero que no lleve a todo un país de vuelta a la corrupción y el desánimo, que no nos desbarranque nuevamente a un país sin instituciones y sin moral, sólo por cumplir su mandato familiar.

Y ojalá, a partir del 6 de junio, los peruanos podamos sorprendernos con un Humala auténticamente reformado, centrado, humilde, sereno, democrático, concertador. Ojalá a partir del 6 de junio volvamos a ver a aquellos de quienes nos hemos separado temporalmente, como parte nuestra. Porque al fin y al cabo, con excepción de los corruptos, todos queremos más o menos lo mismo: progreso personal y colectivo. Aunque algunos privilegien solo el personal a costa de el del conjunto. Tarde o temprano nos encontraremos todos nuevamente en la misma orilla, la de la vigilancia y la exigencia.

Somos contemporáneos viviendo una misma esperanza, sufriendo una misma incertidumbre, conviviendo en un mismo espacio cívico y no podemos huir de eso. Viviremos juntos, del lado de la democracia, los próximos cinco años gane quien gane. Tendremos que hacer fuerza para vigilar y fiscalizar atentamente cada paso, cada guiño, cada intención. Vamos, sólo juntos podremos. Ojalá todos estemos a la altura de lo que el país requiere de nosotros.

Yo votaré por Humala porque del mal que se cierne sobre nosotros prefiero el de la incertidumbre nacionalista que el de la certeza de la perversión fujimorista. Pero hasta allí llega mi voto, prestadito no más.
Desde este 6 de junio, todos seremos otra vez oposición.
Y que el destino nos sea propicio.

Escenario 2 – Keiko-Alberto Fujimori Presidente

Si el 6 de junio el presidente resulta ser Alberto/Keiko Fujimori, será un día que querremos olvidar para siempre. Será un día en el que le diré a mis compatriotas: lo siento, no supimos hacer lo suficiente ni a tiempo, no pudimos hacer lo necesario para evitar que lo más sórdido de la política, lo más retorcido y pervertido que hemos conocido en los últimos años vuelva a tomar sus puestos de poder abusivo, transgresor de todo equilibrio e institución, demoledor de toda decencia y honestidad, instaurador del chantaje, la extorsión, el desprecio, el terror y crimen desde el Estado, la insignificancia de la vida del otro. No pudimos y tendremos que vivir con ello. No pudimos y no quedará más remedio que volverse a poner el chaleco antimiasma, pelear con uñas y dientes, enfrentarlos con todo nuestro esfuerzo, energía y convicción.

Si el 6 de junio el presidente resulta ser Alberto/Keiko Fujimori, me sumiré en la más desalentadora tristeza durante los primeros tres minutos, pero a partir del cuarto respiraré hondo, me pondré de pie y miraré adelante. Y miraré al costado, y debajo de la alfombra fujimorista por todos nosotros. Y no dejaré de mirar y escudriñar, vigilar y denunciar. No podemos, no debemos. Esta vez estamos avisados, somos muchos y sabemos de qué pies cojean.

Este 6 de junio, sea quien sea el ganador o ganadora, el objetivo será siempre uno: el país es de todos nosotros, no de los políticos. El país no debe sufrir las consecuencias de las perversidades y atrocidades de un gobierno integrado por violadores de todo bien o derecho, corrompedores profesionales, extorsionadores de vidas y almas, complotadores, abusivos, asesinos, ladrones, dictadores y verdugos de las libertades.

Este 6 de junio, sea quien sea quien gane, el objetivo será el mismo: no toleraremos más corruptelas, más atropellos, más robos, ni asesinatos por parte del Estado, ni toleraremos que se eche abajo todo el sistema anticorrupción  ni que se manipulen y perviertan todos los poderes del Estado para lograr el obejtivo de liberar a un ex presidente preso por lo que dice que no supo, no vio, no se enteró, hicieron subalternos sin su conocimiento. Un preso que no acusó jamás a su suspuesto traidor, que no cooperó una sóla vez con esclarecer las acusaciones contando todo lo que sabía, todo lo que escondía con su silencio delator.

Este 6 de junio, si ganan los fujimoristas, nos tocará unirnos a los que exigimos decencia y honestidad, a quienes queremos ver vocación por el Perú y no depredación del país. Todos los que no somos corruptos estaremos en el mismo barco, armados del valor y la resistencia que serán necesarias para enfrentarse a la red de vilezas que desde el primer día empezará a tejerse primero en reserva, luego cada vez con menos cuidado por las formas públicas.

Viviremos juntos los próximos cinco años sea cual sea el resultado. Estaremos juntos del lado de la democracia, los derechos y las libertades, gane quien gane. Tendremos que unir fuerzas para vigilar y fiscalizar con ojo de cazador cada paso, cada guiño, cada intención. Ojalá todos estemos a la altura de lo que el país requerirá entonces de nosotros.

Yo no votaré por Keiko porque no será su papá pero defiende y aplaude su gobierno, porque su núcleo duro delata su dependencia de ellos y de su padre. Porque no se puede mentir tanto, encubrir tan deshonrosamente, manipular de manera tan cínica y erigirse como el cambio.

No votaría nunca por el fujimorismo así me torturaran mil veces en los sótanos del SIN, me encerraran en Palacio, me cortaran en pedacitos, me asesinaran sin razón, o cualquiera de sus pérfidas manías, porque del mal que se cierne sobre nosotros prefiero un millón e infinitamente la incertidumbre nacionalista que la certeza de la perversión fujimorista.

Desde este 6 de junio, todos seremos otra vez oposición.
Y que el destino nos sea propicio.
Advertisements
Comments
  1. Lretuerto says:

    Tienes Mucha Razon. Este 6 de Junio que el destino nos sea propicio.

  2. Paolo says:

    Muy bien Post Claudia: siempre admire tu valentia en muchas ocasiones. admiramos tu valentia de lucha contra la corrupcion y todo lo que significo el Fujimorismo, Estoy seguroq ue este 5 de junio el PERU dejara de ser el PAIS de las cabezas GACHAS, mataremos la RESIGNACION, porque solo asi podremos salir adelante, Yo PERSONALMENTE no creo en IMPARCIALIDAD, lo que si creo es Honestidad en el Periodismo y eso, lo tienes tu:

    Dios no guie y nos salve de esta Mafia, Fujimontesinismo, y del Aprafujimorista. Votemos con DIGNIDAD.

    Un saludo Cordial.

  3. clara says:

    gracias por tu activismo Claudia,y vamos a ganar va a ganar la decencia,la dignidad,el honor,el amor a nuestro pais …

  4. ENRIKE says:

    ES UN TEMA DE PRINCIPIOS EL APOYO A HUMALA, bastante hemos tenido con el gobierno de Fujimori (para completar tu articulo te falto señalar k es el 7 presidente k hizo el gobierno mas korrupto) Estamios cansados de los politikos tradicionales, de toda esa zarta de Mi…. k acompaña a keiko k son una tira de avez de rapiña moderna, k deja al pais en la miseria y corrupcion y lo abandona usando la excusa “Yo nunca supe nada”; spero k hoy 5 de junio del 2011 las personas con la suficiente conciencia vayan a votar x el Peru (dandole la opotunidad a Ollanta) y no por la corrupcion reflejada en Keiko Fujimori.
    Cierro Telon

  5. Alfredo says:

    Ok, pero seamos una oposición constructiva en el caso de Ollanta, ayudémoslo también ya que cosas buenas tiene su proyecto, si se tuerce saldremos a las calles…pero si gana Keiko cualquier tipo de oposición es válida porque ellos si que no tendrán un mínimo de tolerancia por todos nosotros.

  6. miguel angel says:

    felicito tu posición y te la juegas a pesar del poder mediatico que coloca periodistas mermeleros y obsecuentes. yo te auguro un brillante año.. y pronto te veremos nuevamente en la nueva prensa.. fiscalizando en nuevo gobierno.

  7. Oskar G. Herrera says:

    Claudia, si gana Ollanta, una labor que debo añadir es que todos nosotros que hemos votado por la dignidad, será una tarea que se nos escapó en todos estos años en que el fujimorismo se hizo partido político duro, y debe ser la comunicación clara y detallada de cada una de las atrocidades de la dictadura, peruano por peruano, desde la clase más alta limeña hasta el lugar más alejado y pobre del Perú, una reimplantación de los valores de la sociedad que en muchas zonas no basta con asistir a la escuela. Con esto se evitará un Kenji más votado para un congreso o una Keiko (postulará de nuevo, te lo aseguro) con 20% de intención de voto para el 2016.

    Si gana Fujimori, sentiré y haré lo mismo que tú has manifestado. La única diferencia es que mi tristeza se prolongará por más de tres minutos.

  8. Edmundo says:

    Exelente Claudiña, estoy contigo en todos los terminos, jamas de los jamases con esa banda de vomitables (te acuerdas del Jeque y su pandilla?) deben estar felices.
    un fuerte abrazo.

  9. jatpe says:

    Siento lo mismo, haré lo mismo.

  10. luishum1 says:

    Me quedo con la primera parte de tu post del 06 de junio….y alcanzo mi comentario. Mas que FISCALIZAR, creo que corresponde COADYUVAR para el mejor cumplimiento y ejecución correcta y transparente de los ACTOS del Gobierno, del Congreso y del Poder Judicial, como AUDITORIA OPERATIVA VIRTUAL EXTERNA, optimizando los aportes del VOLUNTARIADO existente para trasladar la información oportuna al Gobierno para las acciones correctivas que fuere necesarias.
    Todos los que aportamos nuestro grano de arena y nos la jugamos a través de las redes sociales podemos ser una especie de ” TUCUYRICUC ” de OLLANTA.
    Creo que a través de las redes, personas como tú y blogs como La Mula, Ideele existentes se formó un muro de contención democrática a una Prensa sucia e infame y como contrapartida un soporte para el triunfo absoluto de OLLANTA que es nuestro triunfo y más importante aún es el triunfo del pueblo peruano.

  11. Nelson says:

    No podria haberlo dicho mejor…

  12. Pablo says:

    Que buena reflexion, y justo que ahora comentas de la corrupcion fujimontesinista, hoy siendo voluntario miembro de mesa en Tokyo, me tope con el cacharro de Victor Aritomi en el padron electoral de mi mesa, me quede con las ganas de encararlo, pues tiene asuntos pendientes con la justicia peruana, pero nunca llego. Yo no olvido a los que hicieron danho al Peru.
    Que el 6 de Junio sea la democracia con Ollanta y no la mafia de Keiko.

  13. Leonardo Zevallos says:

    Comparto tu posición en cerca del 100%, es muy, muy, muy, buen articulo

  14. EnriqueK says:

    Excelente post, refleja lo que la mayoria de gente siente. En ambos lados perdemos, pero prefiero saber que hice algo para evitar que la. Corrupcion regrese y preocupado por lo que vendra.

    Al final algo es seguro, El Peru tendra el presidente que se merece.

  15. Amanda says:

    Sí, nuestro apoyo a Humala es prestadisto nomás, estaremos vigilantes de todos sus pasos si sale electo, la democracia se defiende de todas las formas, si las circunstancias así lo obliguen me pondría la vincha, como dice el Dr. Alejandro Toledo, y saldría a las calles a luchar para que no nos la arrebaten. ¡Que la fuerza nos acompañe!

  16. Juan Carlos says:

    Totalmente de acuerdo, el fujimorismo representa todas las vilezas y abyecciones de las que es capaz el género humano, no es sensato darles el poder a un grupo de personas que se delatan tal como son con cada frase y declaración que dan, la otra orilla genera reparos pero si la sociedad en su conjunto fiscaliza al poder, eventualmente tal vez logremos que el poder sirva al pueblo y no al revés.

  17. Celso Delgado G says:

    Voto digno, vigilante y fiscalizador…….. pero ponernos todos al hombro esta empresa llamada Perú para seguir llevándolo adelante.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s