Archive for the ‘Uncategorized’ Category

Ha sido un año difícil. Casi la mitad del 2011 lo pasamos en la campaña presidencial. Ganó un candidato inesperado. Lima se dividió entre la derecha nostradamus que anunciaba el ¨apocalipsis now¨ y los centroderecha resignados apostando porque la ¨Hoja de ruta¨ no fuera una artimaña de campaña. El nuevo gobierno ha ido pagando el precio de la inexperiencia política. Primero, al tener bajo su paraguas a grupos de irreconciliable visión y formas de trabajo. Opiniones diversas, dispersas, sin una aparente agenda y aunque en algunos casos el propio Presidente ha logrado resistir y revertir el cargamontón mediático, cierta prensa no deja de intentar poner la agenda política desde sus redacciones o programas. En otros casos, los medio han contribuído a desnudar indicios o pruebas de corrupción, como los casos Chehade, Anicama o Amado.

Pero el real parteaguas ha sido Conga. Parece haber un a.C. (antes de Conga) y d.C. (después de Conga). Si bien el resultado no ha sido luctuoso, y eso hay que celebrarlo, los problemas aún irresueltos del mismo Conga podrían replicarse en otros similares escenarios del país. Esperemos que el gobierno esté trabajando con inteligencia, sensibilidad social y firmeza para no complicar con protestas, descontentos y ruido político el futuro próximo que ya bastante de preocupación tiene a nivel global con las crisis en ciernes.

El caso Chehade debería haber sido una lección para el Presidente de cuál es el costo político de no ser gestualmente tajante cuando el colaborador implicado es tan cercano y su defensa tan resbalosa. Los congresistas oficialistas que se manejaron como oposición durante Conga deben haber enseñado otra lección al gobierno, y es que queda claro que el Nacionalismo no es un partido como ellos mismos pretenden, sino que actúa como partido cuando la conveniencia política es mutua pero que se quiebra fácilmente cuando el futuro político individual del congresista o miembro peligra o pesa más que los objetivos de partido y de gobierno. Ojalá y el Presidente pueda ejercer un mejor liderazgo de sus cuadros para que en este segundo respiro de gabinete la palabra cohesión, tan mentada, no quede solo en estrategia de marketing político. Porque de verdad la vamos a necesitar.

La Ley de moratoria de Transgénicos, la Ley de la Consulta Previa, entre otras, han sido algunas de las pocas buenas noticias de estos 5 meses de gestión. El modelo económico, pese a su discrepancia con el de ¨la gran transformación¨ parece ser de los pocos puntos exentos de discordia, al menos por ahora, pues habrá que esperar ver qué sucede con promesas como el aumento de la remuneración mínima vital o los programas sociales y otros ofrecidos en campaña y que el pueblo no dejará pasar con facilidad. Como tampoco se dejará pasar un posible indulto al expresidente Alberto Fujimori quien, como se ha demostrado, no está en estado terminal. Con lo desagradable que resulta hablar de la salud de alguien en estos términos… pero son los propiosFujimoristas que con su acostumbrada altivez han recordado sus mejores épocas de manipulación social para pretender mostrar que el expresidente está más enfermo de lo que en realidad reflejan sus exámenes médicos. Otra cosa sería que Alberto Fujimori reconociera magnánimamente sus yerros, sus delitos y se mostrara auténticamente arrepentido y dolido por el sufrimiento causado a sus víctimas y deudos, así como por la podredumbre corrupta que su gobierno instaló en todas las capas de la vida pública.

En vez de pretender una inocencia que solo sus partidarios o incautos creen, un gesto de honor y honestidad así del expresidente lo redimiría para la historia, podría quizás revertir algo del daño causado pues quebraría la cadena de sus defensores y su filosofía de ¨el fin justifica los medios¨. Pero esa es quizás una utopía que contradice la esencia misma del Fujimorismo, por lo que esa vía queda virtualmente descartada. Ollanta Humala solo tendría la potestad de indultarlo ¨sin expresión de causa¨ pero con consecuencias políticas inmediatas y futuras, de por vida irredimibles en su curriculum presidencial.

Este gobierno aún puede ser el que haga la diferencia en nuestra historia reciente. El que acorte las brechas de las diferencias económicas y sociales (trabajo, salud, nutrición), el que invierta en educar a las próximas generaciones, el que se distinga por apoyar la investigación, la ciencia, la tecnología y la innovación repatriando a los cerebros que han emigrado y procurando que los que están por irse no lo hagan. Este aún puede ser el gobierno que le dé al MINAM las potestades y dineros que necesita para cuidar, proteger y rentabilizar ecológicamente nuestros recursos. Este gobierno puede ser el de la gran transformación del Perú con la Hoja de Ruta de la Democracia, de la inversión privada fiscalizada en beneficio de los más, del respeto de los derechos individuales y fundamentales, sin caer en la tentación del poder que envanece, envilece y corrompe. Ojalá así sea. Suerte para todos nosotros este 2012.

Publicado el lunes 26 de de diciembre del 2011, en el diario La Primera

La denuncia de Carlos Tapia sobre el protagonismo de un asesor extranjero en las decisiones de Estado que traspasan el ámbito de la imagen política es preocupante si con eso el gobierno muestra haber tomado la decisión de dar prioridad a los gestos de rédito político hacia el 2016, antes que al intento de solución de conflictos y problemas, ciertamente heredados, pero que éste partido prometió tratar a contracorriente de su antecesor y en resguardo de los eternamente excluidos.

Habrá que esperar a ver -cuando esta madeja termine de desenredarse – si esta ha sido una ¨amplificación¨ de Carlos Tapia de la realidad, alimentada por el sinsabor de haber sido maltratado o si estamos frente a un pre-aviso de lo que se nos viene. Pero que un firmante del ¨acta de sujeción¨al siniestro Montesinos, como el Cnel. (r) EP Adrián Villafuerte, sea la máxima autoridad en seguridad del presidente, da tantos escalofríos como la denuncia de los seguimientos y chuponeos. Y sin persignarnos por algo que si bien se realiza en cualquier gobierno del mundo, no deja de ser reprobable, cuestionable y denunciable, si a 100 días de gobierno están espiando a los propios correligionarios, la señal es perversa.

Pero mientras estas preocupantes denuncias se confirman o pierden peso, no hay que distraernos, menos el gobierno, de la tormenta social que parece avecinarse y que podría comenzar a complicarle al país el promisorio panorama de bonanza y ventura en medio de la globalizada crisis financiera.

Dejar ir a Tapia parece en el fondo una señal de un punto de quiebre del gobierno en términos del ¨modelo¨. Y es que como Yehude Simmon resumió en una frase, el presidente Humala dijo ¨¨oro y agua¨¨ y no ¨agua y oro¨. En este caso en particular, el orden de los factores no sólo altera el producto sino el ánimo de los pobladores.

Los conflictos no son hijos de este gobierno sino del Estado transgresor e indiferente por años; parcializado con los grandes capitales en desmedro de la calidad de vida -ya desatendida históricamente- y que llegó a la barbarie de insultarlos no sólo con la indolencia sino con la ofensa de tratarlos de ¨perros de segunda clase¨. Pero también es cierto que en sólo 100 días este gobierno ha engendrado 20 nuevos conflictos que se han sumado a los 214 que dejó AGP, el ¨cancerbero¨ y autor del infausto apelativo del Hortelano.

Los problemas, harto conocidos y manoseados, me atrevo a sintetizarlos en dos desde los que creo pueden nacer las soluciones. Desconfianza e ignorancia. Pero no la ignorancia del pueblo como siempre se le achaca. Desconfianza del pueblo para con TODAS las entidades del Gobierno Central. E ignorancia de TODAS las partes involucradas sobre la realidad acuífera del país, científicamente probada.

¨No hay un estudio integral hidrológico de todo el Peru para saber donde están las fuentes de agua¨, acaba de revelar el Físico Nuclear Modesto Montoya (Sophimania.pe). Los gobiernos toman decisiones A CIEGAS acerca del agua. Montoya propone un mapa hidrológico, que mediante los llamados ¨ trazadores¨, rastrean el agua y genera una radiografía tridimensional del agua subterránea. (ie, San Mateo, 1980.) Esa tecnología, asegura, EXISTE en el Perú, así como los hombres de ciencia del IPEN (del que fue Director y conoce bien) para usarla.

¿Por qué se deciden EIAS o concesiones sin un mapa así? Quizás la respuesta esté en que este sistema de ¨trazadores¨ también determina el grado de contaminación del agua.

El otro tema, el de la confianza en la neutralidad del ente que determina la idoneidad o no de un proyecto minero y su grado de impacto ambiental y social, también podría resolverse con la participación de hombres de Ciencia desde un ente que no se vea como juez y parte (que es así como los pobladores ven al MINEM que presenta los EIA). Y quizás por eso, la potestad sobre las autorizaciones del EIA, debería tenerla el Ministerio del Ambiente. No hay que ser muy malpensado para imaginar las razones por las que no se le quita ese poder al Ministerio de Energía y Minas.

Pero quizás el escollo mayor – salvando los anteriores con tan solo tomar la decisión de usar los recursos científicos disponibles y con una visión de estadista – es el de el rechazo total, absoluto y radical a la actividad extractiva por parte de, cada vez, más pobladores. Allí sí que hay un trabajo muy árido, pero imprescindible por hacer.

“La sociedad tiene que ser consciente de que las actividades humanas, todas, generan impactos y que el acuerdo debe pasar por consensuar cuál es el impacto que estamos dispuestos a aceptar” ha dicho en un artículo reciente Manuel Pulgar-Vidal de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental, una de las pocas ONGs neutrales y técnicas por excelencia.

Y allí está el gran reto. Hacer docencia acerca de la imposibilidad de habitar un mundo desarrollado y hacerse de sus beneficios si no se sacrifica algún grado de pureza natural. Excepto que uno decida aislarse voluntariamente como los No-Contactados. La gente tiene que entender que para obtener beneficios hay que hacer concesiones.

Claro, en la medida que ellos consideren que esos beneficios pesan más que las concesiones, esto será posible. Mientras se les pruebe que el impacto no ponga en riesgo la salud o modo de supervivencia alimenticia. Si no, no deberíamos ni siquiera atrevernos a pedirles que sacrifiquen sus vidas por las de la bonanza económica del país.

Ollanta Humala ha dicho oro y agua. También que protegerá a las comunidades. El pueblo votó creyéndole. Precisamente Ancash y Cajamarca votaron en más del 50% por él. Y son un ejemplo de lo que puede estar a la vuelta de la esquina en todo el país si no administra lo que se verá como un incumplimiento de su promesa. Cualquier presidente tiene todo el derecho del mundo a dirigir su partido y a escoger a sus asesores como mejor le parezca. Y la prensadora de derecha no debe ser el cuco que incline la balanza. Tapia y la izquierda parecen estar de retirada en el gobierno. Más allá de las luchas internas, lo de más de fondo que debe importarnos, es mantener la paz social, la bonanza o al menos estabilidad económica, recibir las inversiones que nos beneficien, pero no a costa de matar lentamente la calidad de vida de un grupo de peruanos. Peruanos que tienen todo el derecho a opinar de manera informada con las herramientas científicas y neutrales que el gobierno tiene obligación de alcanzarle.

RESUMEN EJECUTIVO DEL EIA DE CONGA

No hablaré de los 100 días de O. Humala, de los errores por evidente inexperiencia política, falta de cuadros, carcasa de partido, aciertos de timón en macroeconomía e importantes decisiones de corte social, impericia de sus ministros, tozudez del vicepresidente (rayando en el chantaje que debilita y salpica), ni de la prensa empresaria en temporada de caza. Voy a hablar de los héroes y los villanos de Chávin de Huántar. De cómo parece haber, detrás, algo orquestado en los destemplados, inmorales y ofensivos pedidos de ministros, vicepresidentes y fujimontesinistas de los últimos meses

126 días de cautiverio, 74 rehenes, 14 terroristas, 140 comandos, 42 segundos, 17 muertos (3 buenos, 14 malos).

Leer en las recomendaciones de la CIDH que se alude a dos terroristas muertos como víctimas de violación de DDHH, francamente me subleva tanto como a cualquier odiador profesional o amateur de las ONGs defensoras de DDHH. Es como tragar algodón, no pasa. Pero no solo la civilización debida me devuelve al centro sensible y político, sino que apura la reflexión de que son los propios perpetradores quienes nos han llevado a esta irritante paradoja. Quienes jalaron el gatillo a milímetros de la cabeza del violentista rendido, reducido, sometido. Sin amenaza inminente, sin asco, sin juicio ni proceso, saliéndose -en ese mismo segundo en que decidió hacer bum- de toda legalidad, estado de derecho, y moralidad. Por más terruco asesino que fuese, ejecutarlo solo reinvindica el uso de la violencia para lograr un fin, o sea, te vuelve un terruco más.

Pero no fueron los comandos Chávin de Huántar quienes los remataron sin humana piedad. Ellos, que sí pusieron sus vidas en real peligro y pudieron haber disparado en combate, no lo hicieron.

14 emerretistas (los malos), 17 muertos (3 buenos y 14 malos), 32 agentes de inteligencia, minutos después del operativo, Vladimiro Montesinos, Roberto Huamán Azcurra, Nicolás Hermoza Ríos y Jesús Zamudio, los malos más malos que los malos.

Las ejecuciones post operativo por las que se les procesa, han manchado la pulcritud de los comandos o así lo pretenden. Eso es obra y sello del montesinismo.

Pero, ¿a quiénes más les conviene recusar y salirse de la CIDH? ¿A quiénes beneficia que se genere rechazo por la CIDH? Además de a Montesinos y a su séquito de procesados por violaciones a DDHH, ¿quién, por ejemplo, se beneficiaría de un indulto que hoy en día le es esquivo porque la CIDH no lo permite para crímenes de lesa humanidad?

Octubre 2011, Movimiento No a Keiko en Facebook: ¨¿Sabes por qué quieren debilitar a la CIDH? Porque mientras el Perú respete sus fallos NUNCA procederá un indulto a Fujimori.¨

Octubre 2011, Rudecindo Vega, actual ministro de Trabajo: “Creo que debemos dar amnistías en todos los sectores”. Preguntado si incluiría a terroristas y a acusados de violar DDHH del Fujimorismo o militares: “…por más duro que suene, perdón y olvido”. ¿Amnistía para la inclusión?, ¿perdón sin justicia? Mucho Trabajo le ha atrofiado las neuronas espejo a este señor … por más duro que suene, y sí que suena a duro…

Setiembre 2011, actual ministro de Defensa, Daniel Mora: “Creo que debemos llegar a una solución de punto final…¨ ¿Reconciliación sin arrepentimiento? Más bien parece que A ESTE ministro deberían ponerle punto final.

Agosto 2011, Omar Chehade: ¨Antauro Humala no fue una persona que disparó ni empuño el arma, tampoco fue una persona que emitió alguna orden para disparar…¨ ¡Ah, yaaa! ¿Como Abimael, no, exprocurador? Qué tal ché…jade…

Octubre 2011, procurador anticorrupción Julio Arbizu: Vladimiro Montesinos intentó mover a un tercer país US$ 6 millones a fines del año pasado. ¡¿Cómo un preso aislado, incomunicado, puede mover millones?! ¿Aló, Inpe?

¿Cómo se conectan estos puntos? ¿Cuál puede ser el entramado bajo estas intervenciones sucedáneas de ministros? Chejade queriendo salvar a Antauro (aunque ahora lucha por su pellejo), Mora lo secunda y mete a los militares en la cruzada con hedor naranja, Rudecindo… bueno, Rudecindo parece haber perdido todo contacto con la realidad, mientras tanto, el montesinismo da manotazos de ahogado en la misma piscina en la que el Fujimorismo trabaja con ahínco para el 2016. ¿A quién más que a ellos les conviene que se mantenga la polarización, la fractura social de la segunda vuelta? ¿La batalla caviares-fachos a muerte?

Y qué suerte tienen que este gobierno les regala los insumos…

A despertar, señores, que la mafia nunca duerme.

La corrupción en diferentes modalidades, pero todas asociadas a quienes gobiernan, están remeciendo el globo. Democracias y dictaduras por igual, gobiernos populares, de derecha, de centro, de izquierda, presidencialistas o no, la gente en cualquier idioma, está levantando la voz de protesta por el abuso de poder, la colusión y la negligencia que terminan afectando la calidad de vida de sus ciudadanos.

#OccupyWallStreet exige a Washington que se despercuda de la opresión del sistema financiero, del lobby y la dominación de los grandes capitalistas cuya salvación económica se da a costa de la desmejora en su calidad de vida.

En Grecia no quieren bancarse las medidas de austeridad generadas por un negligente manejo económico y el maquillaje de cifras de la clase gobernante; mientras en España, directamente el sistema corrupto ha colmado la paciencia de los #indignados que sienten la pegada de los problemas económicos y sociales.

En más de 900 ciudades del mundo, no ha sido difícil que se replique la indignación contra políticos y banqueros, incluyendo el Brasil donde la corrupción ha defenestrado a cinco ministros. En Chile y Colombia los jóvenes exigen a sus gobiernos no permitir el lucro de la educación entendida como un derecho, o que su Estado garantice y promueva su calidad y mejores oportunidades.

Y aún cuando parezcan lejanas y desvinculadas, las protestas de la llamada ¨primavera árabe¨¨ han tenido un importante detonante en la degradación de la calidad de vida de sus ciudadanos, sumada a la represión y opulencia de sus tiranos y longevos gobernantes.

En todo el mundo el grito es transversal: estamos hartos de los políticos, de los políticos corruptos, del sistema que alimentan y promueven y que repercute en la cada vez más difícil y desgraciada vida de quienes no mueven grandes capitales, lobbys, intereses o poderes.

Y así como nuestro país parece ser, al menos por ahora, un oasis en el agobiante escenario económico mundial, en el escenario político-social el gobierno parece aún estar gozando de una media primavera. Media porque, fuera de Lima, las expectativas de que se ejecute un cambio social aún se mantienen en compás de espera, pero media también porque en Lima, donde la lucha por los votos fue más dura y en gran parte la balanza la inclinó a su favor un voto negativo: no a favor de Ollanta sino en contra de Keiko- el clima parece comenzar a enrarecerse.

Está claro que la derecha mediática, aquella que se alineó tras el fujimorismo en la segunda vuelta, no cejará en su intento por empujar esta propuesta de modelo al barranco. Está claro que en muchas ocasiones se exagera o injustamente se hace cargamontón. Pero está claro también, que en la mayoría de ocasiones las bases para las denuncias existen, son reales y preocupan.

El sondeo para indultar a Antauro Humala fue un primer traspié, liderado desde el ejecutivo por Omar Chehade, en un papel que reveló una cara antes no conocida públicamente del tantas veces defensor de los DDHH y de lucha anticorrupción. Luego vendría la desinteligencia en el caso Alexis Humala, las increíbles- y aún no zanjadas por el presidente – declaraciones del ministro Mora en contra de las ONGs pro derechos humanos, la controvertida designación de la angelical Susana Baca, el tremendo desliz de insensibilidad de la ministra García Naranjo frente a los familiares de tres niños envenenados, y la denuncia que más daño político viene causándole a este gobierno, la del vicepresidente Omar Chehade. Si bien es cierto que la denuncia proviene de un policía presuntamente ¨honorable ¨ que no habló sino hasta que fue pasado al retiro, los datos que ha provisto muestran claros indicios de probable tráfico de influencias del vicepresidente Chehade, que además, no ha dado respuestas convincentes por más que alce la voz blandiendo su curriculum de defensor. Y ahora, para coronar este primer trimestre, el ministro Caillaux de Agricultura en el ojo público por posibles conflictos de interés. Sumado esto a los congresistas ¨comeoro¨, ¨robaclable¨ y a los vinculados a temas de narcotráficos y tenemos un gobierno que en sólo tres meses ya parece viejo.

Ciertamente no es todo lo que pasa, allí está la Ley de Consulta Previa, los programas de trabajo, el ministerio de inclusión, y tantos otros programas y aciertos que quedan ocultos por la sombra de los escándalos políticos sazonados por la maquinaria mediática que se nutre de ellos.

Es cierto que la prensa de derecha está ávida por encontrar los deslices, yerros y delitos del gobierno nacionalista, lo cual en sí no es malo, por el contrario resulta mucho más saludable tener una prensa fiscalizadora que una alineada- aunque para ello haya que bancarse algunos excesos o exageraciones- pero igual de cierto es que los indicios de las faltas y delitos existen, y que a mi parecer, el gobierno se está jugando su crédito con cada funcionario comprometido con irregularidades que cobija.

No sólo los fujimoristas están sacando provecho erigiéndose como fiscalizadores anticorrupción – vaya cruel ironía- sino que a medida que pasan los escándalos, la mochila de pasivos del gobierno se va llenando y me temo que su crédito de expectativa se va acabando.

Empecé hablando de las marchas y las protestas en todo el mundo en contra de la corrupción de los gobiernos y sus autoridades, en contra del modelo capitalista desmedido que genera mayores desigualdades mientras asegura beneficios y exoneraciones, salvatajes y financiamientos a quienes más tienen en desmedro de clases menos pudientes. Si en el Perú el 15-O fue casi raquítico no es porque a la gente no le interese, no se indigne o tenga mejores cosas que hacer. Vimos cómo se movilizaron grupos importantes durante la segunda vuelta. Quizás aún se guarda expectativa de que Ollanta Humala cumpla con generar un cambio político, económico y social, de que Ollanta Humala no ceda a las presiones e intereses de los grandes capitales- necesarios por cierto para construir una economía sana en un país- pero no si se les da espacio para el abuso y la dominación.

Todos esperamos que la inclusión no quede en palabras o en la constitución de un ministerio y que la pelea contra la corrupción no se convierta en una frase muerta de campaña. Esa ola de condena al modelo que recorre el mundo, un mundo que se está viendo empobrecido y que culpa al sistema financiero, a los banqueros y a los políticos que los protegen y auspician, no nos toca aún porque salió Humala y no Keiko o PPK. Y porque nuestra economía va, por ahora, a contracorriente de lo que está pasando en grandes economías del planeta. Eso sin embargo no significa que su solo nombre o el de su partido baste para conjurar reclamos.

El Perú sociopolítico parece estar en una especie de stand by, de pausa, a la expectativa de los próximos movimientos y decisiones del gobierno en materia económica, en materia social, y en los que se espera cumpla con aquellas promesas de las demandas embalsadas durante años. Sin afectar la buena marcha de la economía, sin perturbar el modelo base, sin recurrir a modelos caducos o probadamente ineficientes de nacionalización, confiscación o patrioterismo. Pero tan importante como lo económico y lo social, es lo ético. Y la gente también está a la expectativa de que este gobierno no repita los patrones de corrupción de anteriores regímenes. Y en eso los peruanos podemos ser franca y sanamente intransigentes.

Lo peor que podría sucederle a este gobierno es que el tránsito al Perú inclusivo que queremos todos los peruanos de bien, se vea opacado por una imagen de gobierno apañador, corrupto o blando con los delitos de función. Cuidado que se le acabe  pronto la cuasi-primavera política que se ha forjado a propio pulso y remontando la demoledora campaña en su contra; cuidado con que los ánimos empiecen a caldearse en la opinión pública; y en los medios que sin ser enemigos son críticos porque hacen su trabajo; cuidado porque una vez perdida la credibilidad política, cualquier gran empresa por benéfica que sea para el país, costará el doble ser implementada. Cuidado que se les acabe el crédito. El gobierno debe mover bien sus fichas, tener reflejos, sacar a quienes enturbian su gestión, a quienes  ya son públicos y a quienes debería ya tener detectados antes de que desaten nuevos escándalos.

Publicado en una versión editada en el Diario La Pimera, el lunes 31 de Octubre de 2011. Columna: EN VOZ ALTA

COMUNICADO: MÉDICOS DEL INEN PRESENTAN INFORME SOBRE ESTADO DE SALUD DEL EX PRESIDENTE ALBERTO FUJIMORI FUJIMORI

El Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas informa a la opinión pública lo siguiente:

1º.- El paciente Alberto Fujimori Fujimori (73), ingresó a nuestra institución el jueves 09 de Junio del 2011, por haber presentado sangrado por la cavidad oral, dolor en la lengua y pérdida de peso (aproximadamente 15 kilos). Con estos síntomas fue sometido a una evaluación médica que consistió en un examen clínico completo, exámenes auxiliares de laboratorio e imagenológicos.

2º.- Asimismo, se le brindó atención médica por la lesión en la cavidad oral y permaneció en un periodo de observación.

3º.- Los estudios de imágenes revelaron lesiones quísticas en ambos lóbulos tiroideos, una calcificación renal izquierda (cálculo renal) y un quiste pancreático que no muestra cambios en relación al control previo.

4º.- La evaluación integral incluyó una evaluación del estado anímico del paciente, dando como resultados Síndrome Depresivo Severo, lo que explicaría la alteración de sistema inmunológico y pérdida de peso.

5º.- El paciente es portador de cáncer de alto riesgo de la cavidad oral (lengua y piso de boca) por haber sido intervenido cuatro veces de la misma lesión en un corto periodo de tiempo, por lo que se hace necesario tratamiento médico integral, que incluya el cuadro depresivo y mejora del estado inmunológico.

6º.- Por las consideraciones anteriores se ha recomendado que el paciente continuará en controles médicos periódicos.

Surquillo, 14 de junio de 2011.

OFICINA DE COMUNICACIONES

PPKimioterapia

Posted: April 10, 2011 in Uncategorized


Tengo náuseas desde ayer. He comenzado a sentir los estragos de tener que optar por una solución que es la única que a estas alturas del avance del cáncer, tiene posibilidad estadística de permitir que se le combata.

Lo único que me consuela es saber que mi elección seguirá siendo por principio, por principio no de mi sola conciencia, sino de algo que considero mucho más grande e importante: el país y la democracia.

Cualquier otra opción de mayor grado de democracia y paz social se ha esfumado. Ya no juega.

Contra el cáncer de la probada dictadura fujimorista que amenaza con avanzar y tomar todo el cuerpo del Perú, no hay, en estas aciagas horas, alguna otra opción que represente democracia.

Es cierto que la opción PPK no representa todo lo que necesitaremos para vivir en paz social. Es cierto que no representa lo que hace falta para garantizar una mejor distribución de la riqueza. Incluso representa un alto riesgo de mayor polarización social. También representa un alto riesgo de que se favorezcan las grandes inversiones sin tomar en cuenta a los más débiles, pobres y necesitados. Incluso representa en alto grado, un riesgo a que termine pactando con los mismos antidemócratas que estamos tratando de combatir. Y es que representan lo mismo en cuanto a modelo económico: derecha extrema. Pero la gran diferencia es que el cáncer fujimorista es derecha extrema sin democracia. Mientras que PPK es derecha extrema con ella.

¿Por qué importa esa diferencia?

Porque ante los desaciertos, yerros, negligencias, intentos de corrupción y faenones posibles, intentos de abusos a los nativos o a los más pobres, intentos de derechizar más la economía en perjuicio de quienes no tienen acceso a las bondades que puede ofrecer el sistema, ante la posibilidad de cualquiera de estos escenarios: EN DEMOCRACIA tendremos opción de investigarlos, denunciarlos, y eventualmente procesarlos. SIN DEMOCRACIA, esa posibilidad es casi imposible.

¿Pero acaso lo que tenemos ahora es democracia? ¿No es acaso la democracia la que nos ha llevado a la encrucijada en la que estamos ahora?

No. La democracia no es en sí misma la solución a nuestros problemas. Pero sí es el único marco de reglas que hacen cualquier solución viable y sostenible en el tiempo.

La democracia no es una fórmula mágica que cuando votas se hace realidad y baste. La democracia se construye y se fortalece con nuestras acciones y el resto de protagonistas y participantes.

Si la democracia que hemos vivido estos últimos 5 años no nos satisface es porque no hemos sabido ejercerla, empujarla, construirla, consolidarla como debimos. Pero si por ello optamos por NO DEMOCRACIA, ya todo estará perdido.

La democracia nos garantiza posibilidades de avanzar. No el avance mismo. La democracia nos garantiza una serie de reglas de juego (derechos, libertades, deberes) con las que tenemos que trabajar para ser mejor país. Y todo eso depende de todos nosotros. Sin democracia le delegas al dictador todo poder para hacer lo que le plazca. Y sin democracia, no podrás reclamarle como podemos ahora. No podrás denunciarlo como podemos ahora en democracia. Sin democracia no tienes voz.

¿Hay muchos sin voz actualmente y estamos en democracia?

Cierto. Y son todos los excluidos, pero no por la democracia per se, sino por el modelo económico extremo y excluyente. Hubiéramos podido, en democracia, hacer más por ellos. No lo hicimos. Para ellos la única opción de algún cambio es Humala, y se entiende que así sientan, que no tienen nada qué perder con o sin democracia, y se les entiende. El error que cometen es pensar que los cambios no se hicieron por culpa de la democracia. No se hicieron por culpa de todos nosotros. Punto. La democracia no es la culpable sino nuestra indiferencia. Y el otro error que cometen es pensar que sin democracia algunos de esos cambios podrán ser duraderos. No lo serán. Se caerán en algún momento, excepto que se hagan con reglas de juego democráticas.

¿Por qué cambiar el voto ahora? ¿No es eso votar en contra de tus principios?

No. Porque mi principio guía sigue siendo asegurar la democracia. Y sigo creyendo que el fujimorismo no la mantendrá. Sigo temiendo que regresemos a épocas oscuras en las que lo ilegal se legalizaba mediante interpretaciones auténticas o amnistías. Sigo creyendo que el fujimorismo es lo peor que nos pude pasar como sociedad. Por más buenas intenciones que algunos fujimoristas puedan tener.

Los mafiosos, los que mueven la maquinaria por detrás se comerán vivos a los bienintencionados. Eso es lo que creo. Y no quiero eso para mi país: no quiero asesinos del Estado, no quiero silencio cómplice de la prensa, no quiero que un gobierno corrupto vuelva a comprar el Poder Judicial, las FFAA, el Congreso, todos los poderes que en democracia existen para equilibrar el poder del mandatario. No quiero otra vez el grupo Colina, el SIN de Montesinos, no quiero que el chantaje, la extorsión, la difamación, la compra de conciencias sea la forma de manejar a la gente y a un país.

Por eso hoy voy a votar, no con alegría, no con júbilo, no con satisfacción, pero sí tomando en cuenta la realidad. No voy a votar por quien yo creía que era la mejor opción y que no era la opción ideal, ninguna lo es, realmente. Pero voy a votar por quien creo que tiene mayor posibilidad de entrar a pelear la segunda vuelta en democracia, con democracia y en contra del autoritarismo y el descalabro moral y social del país.

¿Pero PPK? Francamente… ¡¿PPK?!

Sí. Hoy votaré por un señor al que estaré vigilando por sus antecedentes lobbystas. Un técnico, sí, pero que piensa que la buena noticia del terremoto de Japón que mató a miles, es que los autos Toyota nos costarán menos. Un peruano, dice, desde que devolvió su pasaporte estadounidense, pero que es capaz de decir que a la gente en la sierra no le llega oxígeno suficiente al cerebro.

Un señor que probablemente derechice más aún nuestra ya derechizada economía, inflame aún más los 234 conflictos sociales que tenemos, pretenda no aceptar la consulta a los pueblos indígenas y muchas otras cosas que me repugnan y también me preocupan. Pero votaré por él, a pesar de todos estos temores, porque sea por conveniencia o porque sabe que sin reglas democráticas ninguna economía se sostiene, sea economía de derecha, izquierda, centro. Por tanto, ese señor que no me gusta, me asegura lo que creo que es requisito mínimo indispensable para pelear por todo lo demás en lo que creo. Sin democracia no hay opción. Con democracia las posibilidades están, sólo hay que tomarlas, y en serio.

Pero más allá de toda discusión o discrepancia, de apreciaciones e interpretaciones de la realidad y sus posibilidades: buena suerte a Uds., buena suerte al Perú. Nos necesitamos todos. Por lo menos la gente de buena entraña y propósitos. Esto recién empieza…

Keiko Fujimori con K de Kuko

http://bit.ly/grPGVc

¿Voto de conciencia es igual a voto responsable?

http://bit.ly/dRrHw9

Ollanta Humala ¿Creer o no creer? That is the cuestión

http://bit.ly/hNK24P

Guía para votar por el bien mayor y sin remordimientos

http://bit.ly/hREltE

Reflexiones en menos de 140 carcateres: Twitter

@JavierBacaDeza pero sería mejor si no olvidamos que vivimos en democracia todos los días, no solo el mes de las elecciones

@manix22 houston we’ve ha a problem here estamos perdiendo contacto con la democracia

@sonqocha tendré que votar por el “tea party” peruano … ni modo

@uterope Los candidatos no se unieron. Habrá que ser mejores que ellos.

@chilkano dejemonos de preferencias. Los toledistas son los mas democratas, convenzamoslos a cambiar a PPK

@hipocampo200 Claro pero ustedes estan dispuestos a que entre un radical de derecha como ppk eso si es valid

@JavierBacaDeza ninguna derecha más radical que la fujimorista y del otro lado sendero. #cosasclaras

@Xermanus Bueno, no todo es negativo: lo de Bagua se puede resolver repartiéndoles unas pulseritas 🙂 #ironia

@larryportera: ‘@morganavll: Pao que seria de mi sin tu optimismo’ JAJA Pálidos pero serenos…

@claudiacisneros @escucho tu opinión xq así es en DEMOCRACIA pero te corrijo, no son ataques, es historia reciente:Está probado,sí!

@claudiacisneros qué bueno, oye, pero de repente tu voto también ayuda a que se jubile LA DEMOCRACIA @Di_Piero

@claudiacisneros NoKeiko.Sí democracia.Sí vigilancia.Sí ATENDER-no derrotar- ATENDER a quienes c/razón sienten fuera dl sistema